CICUS

Alejandro López: “Hay tantas Semanas Santas como personas la viven”

Entrevista a ALEJANDRO LÓPEZ (revista La Muy) por ALMA CREMADES

CICUS vuelve a acoger una nueva edición del Triduo Heterodoxo de la Semana Santa de Sevilla, evento organizado por la revista La Muy -en colaboración con El Paseo editorial, el periodista José María Rondón y el profesor César Rina- que este año se desarrollará los viernes 6, 13 y 20 de marzo. Para conocer un poco más esta forma de vivir y entender la Semana Santa, así como los contenidos específicos de las tres mesas de la cuarta edición de este proyecto, hemos charlado con Alejandro López de la revista La Muy.

P. ¿Cómo nace el Triduo Heterodoxo de la Semana Santa?
R. De una manera natural y coherente con la filosofía de la revista La Muy: acercarnos a la Semana Santa, siempre con respeto, desde visiones que no suelen tener voz ni ser consideradas ortodoxas pero que enriquecen la propia fiesta. Siempre hemos defendido que hay tantas Semanas Santas como personas la viven, incluso como personas que no la viven; ellas también tienen su particular Semana Santa. Todas estas Semanas Santas individuales, al sumarlas, crean esa maravillosa fiesta de Sevilla, donde encuentras todos los registros desde la experiencia religiosa y trascendente hasta el placer provocado por la estética y lo sensual. Es una fiesta tan viva que resiste todos los análisis, sea desde la óptica que sea. Y La Muy ha querido aportar un espacio para contarla desde otras voces.

P. ¿Qué tiene esta cuarta edición que no tenían las demás?
R. La madurez y la consolidación. Ya es una cita ineludible en la Cuaresma de Sevilla y un hito señalado en las agendas de cofrades y no cofrades gracias a los temas propuestas y el nivel de los participantes. Y además creo que las tres mesas que hemos diseñado con la colaboración de El Paseo Editorial, José María Rondón y César Rina tienen, cada una de ellas, un interés enorme para el público, que no encontrará espacios como este donde se hable de estos temas en libertad.

P. ¿En qué consistirán las tres mesas?
R. Cada día del Triduo -cada mesa- abordará un tema relacionado con la Semana Santa, empezando por un humilde homenaje a Manuel Chaves Nogales como cronista heterodoxo de la fiesta. Este será el punto de arranque para debatir sobre el estado actual de la crónica de la Semana Santa y si es posible seguir contándola de una manera alejada de los tópicos y los lugares comunes.
La segunda se centrará en un tema que todos los años genera polémicas y debates encendidos en Sevilla: los carteles de Semana Santa. Para hablar de ello, contaremos con dos cartelistas como Manolo Cuervo y Díaz Arnido y un historiador del arte que se caracteriza por sus polémicas opiniones en las redes sociales. Plantearemos si este género está ya agotado o todavía es posible una cartelería que se libere de los tópicos heredados y abra nuevas vías de expresión artística. Y lo más importante: si Sevilla y los sevillanos está preparados para esas nuevas maneras de representar artísticamente la fiesta.

Y la tercera plantea un tema apasionante: si la adicción a grabarlo y fotografiarlo todo actual está acabando con los últimos espacios de misterio que aún conserva la Semana Santa. Nuestros smartphones y la necesidad permanente de contarlo todo en las redes sociales provocan que cada vez sea menos sorpresiva la fiesta, siendo casi todo previsible. Esta previsibilidad convierte la Semana Santa en una repetición automática de escenas y ambientes en las que hemos desterrado el misterio, vía de acceso a experiencias estéticas y trascendentales. Ya digo que es un tema absolutamente apasionante y crucial de la fiesta.

P. ¿Qué aportaran los ponentes este año?
R. Los de este año, al igual que los de años anteriores, aportan algo que en esta sociedad y ciudad es muy valioso: mostrar sus opiniones sin censuras ni tapujos. Dicen lo que piensan y sienten, y eso es muy enriquecedor.
Y luego, como no, su solvencia intelectual y su capacidad crítica, que elevan exponencialmente el nivel de las mesas aportando visiones diferentes y contrapuestas que enriquecen el debate.

P. ¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa y qué se espera de ella este año?
R. El objetivo es aportar una reflexión rigurosa e inédita sobre la Semana Santa, sobre la base de que es una fiesta maravillosamente plural y rica, una fiesta viva, que participa de los virtudes y pecados de la sociedad.

P. ¿Por qué decide tomar este proyecto la revista La Muy?
R. Por un compromiso con la ciudad y con la visión que de ella tiene la revista. Es una apuesta por aportar una visión no reduccionista de la Semana Santa, mostrando que la fiesta es tan rica y potente que puede ser afrontada desde disciplinas como la filosofía, la religión, la estética, la historia, la política, la literatura, el periodismo, la antropología, etc. Y sobre todo, que cada persona que vive la fiesta tiene una fiesta que contar, tan valiosa y canónica como las de la ortodoxia. Y es que los heterodoxos somos, en el fondo, la ortodoxia del futuro.

P. ¿Cómo nace el Triduo Heterodoxo de la Semana Santa?
R. De una manera natural y coherente con la filosofía de la revista La Muy: acercarnos a la Semana Santa, siempre con respeto, desde visiones que no suelen tener voz ni ser consideradas ortodoxas pero que enriquecen la propia fiesta. Siempre hemos defendido que hay tantas Semanas Santas como personas la viven, incluso como personas que no la viven; ellas también tienen su particular Semana Santa. Todas estas Semanas Santas individuales, al sumarlas, crean esa maravillosa fiesta de Sevilla, donde encuentras todos los registros desde la experiencia religiosa y trascendente hasta el placer provocado por la estética y lo sensual. Es una fiesta tan viva que resiste todos los análisis, sea desde la óptica que sea. Y La Muy ha querido aportar un espacio para contarla desde otras voces.

P. ¿Qué tiene esta cuarta edición que no tenían las demás?
R. La madurez y la consolidación. Ya es una cita ineludible en la Cuaresma de Sevilla y un hito señalado en las agendas de cofrades y no cofrades gracias a los temas propuestas y el nivel de los participantes. Y además creo que las tres mesas que hemos diseñado con la colaboración de El Paseo Editorial, José María Rondón y César Rina tienen, cada una de ellas, un interés enorme para el público, que no encontrará espacios como este donde se hable de estos temas en libertad.

P. ¿En qué consistirán las tres mesas?
R. Cada día del Triduo -cada mesa- abordará un tema relacionado con la Semana Santa, empezando por un humilde homenaje a Manuel Chaves Nogales como cronista heterodoxo de la fiesta. Este será el punto de arranque para debatir sobre el estado actual de la crónica de la Semana Santa y si es posible seguir contándola de una manera alejada de los tópicos y los lugares comunes.

La segunda se centrará en un tema que todos los años genera polémicas y debates encendidos en Sevilla: los carteles de Semana Santa. Para hablar de ello, contaremos con dos cartelistas como Manolo Cuervo y Díaz Arnido y un historiador del arte que se caracteriza por sus polémicas opiniones en las redes sociales. Plantearemos si este género está ya agotado o todavía es posible una cartelería que se libere de los tópicos heredados y abra nuevas vías de expresión artística. Y lo más importante: si Sevilla y los sevillanos está preparados para esas nuevas maneras de representar artísticamente la fiesta.

Y la tercera plantea un tema apasionante: si la adicción a grabarlo y fotografiarlo todo actual está acabando con los últimos espacios de misterio que aún conserva la Semana Santa. Nuestros smartphones y la necesidad permanente de contarlo todo en las redes sociales provocan que cada vez sea menos sorpresiva la fiesta, siendo casi todo previsible. Esta previsibilidad convierte la Semana Santa en una repetición automática de escenas y ambientes en las que hemos desterrado el misterio, vía de acceso a experiencias estéticas y trascendentales. Ya digo que es un tema absolutamente apasionante y crucial de la fiesta.

P. ¿Qué aportaran los ponentes este año?
R. Los de este año, al igual que los de años anteriores, aportan algo que en esta sociedad y ciudad es muy valioso: mostrar sus opiniones sin censuras ni tapujos. Dicen lo que piensan y sienten, y eso es muy enriquecedor.

Y luego, como no, su solvencia intelectual y su capacidad crítica, que elevan exponencialmente el nivel de las mesas aportando visiones diferentes y contrapuestas que enriquecen el debate.

P. ¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa y qué se espera de ella este año?
R. El objetivo es aportar una reflexión rigurosa e inédita sobre la Semana Santa, sobre la base de que es una fiesta maravillosamente plural y rica, una fiesta viva, que participa de los virtudes y pecados de la sociedad.

P. ¿Por qué decide tomar este proyecto la revista La Muy?
R. Por un compromiso con la ciudad y con la visión que de ella tiene la revista. Es una apuesta por aportar una visión no reduccionista de la Semana Santa, mostrando que la fiesta es tan rica y potente que puede ser afrontada desde disciplinas como la filosofía, la religión, la estética, la historia, la política, la literatura, el periodismo, la antropología, etc. Y sobre todo, que cada persona que vive la fiesta tiene una fiesta que contar, tan valiosa y canónica como las de la ortodoxia. Y es que los heterodoxos somos, en el fondo, la ortodoxia del futuro.

Compartir en redes