Rodrigo Tomillo, director

Realiza sus estudios de dirección de orquesta en la Escuela Superior de Música de Frankfurt am Main en la Cátedra del Maestro Wojciech Rajski. Tras graduarse con las más altas calificaciones colabora con los directores Lothar Zagrosek (Staatsoper Berlin), Markus Stenz (Oper Köln), Yakov Kreizberg (Komische Oper Berlin) y Paolo Carignani (Oper Frankfurt).

Desde el 2007 trabaja en la Ópera Estatal de Kaiserslautern (Alemania). Ha dirigido más de 50 títulos de ópera desde Monteverdi hasta Alban Berg. Recientemente ha sido nombrado Director Principal, cargo que ocupará a partir de la temporada 2016/17. En 2014 es invitado para debutar en los teatros Staatstheater Münster y Staatstheater Mainz con Tosca de G. Puccini y La Traviata de G. Verdi respectivamente. Ese mismo año hace su debut en Austria con la ópera de E. Humperdinck Hänsel und Gretel en el muy celebrado Tiroler Landestheater de Innsbruck.

Tras el gran éxito de crítica y público en 2015 en los festivales Sopot Classic de Polonia y Sommets Musiceaux en Suiza junto a la gran pianista E. Leonskaja, es invitado por el Musikfestspiele Saar para dirigir el estreno de la ópera Halka del compositor polaco S. Moniuszko.

Rodrigo Tomillo es Principal Director Invitado de la Polska Filharmonia Kameralna.

Asimismo ha colaborado entre otras formaciones con la Brandenburger Symphoniker, Philharmonie Südwestfallen, Staatsorchester Darmstadt, Philharmonisches Orchester Giessen, Philharmonisches Staatsorchester Mainz, Osnabrücker Symphonieorchester, Sinfonieorchester Münster, Tiroler Symphonie Orchester, Niederbayerische Philharmonie, Philharmonie Frankfurt, Kammerorchester Darmstadt, Orquesta de Cámara de Galicia y Orquesta Filarmónica de Gran Canaria.

Entre sus próximos proyectos caben destacar su debut en el Teatro de la Maestranza con la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla y en el Auditorio Alfredo Kraus junto a la Filarmónica de Gran Canaria. Asimismo dirigirá en el 2017 la gira europea de la Polska Filharmonia Kameralna junto al cellista Peter Bruns y el estreno de la ópera del compositor iraní Nader Mashayekhi, Neda.