Fecha: Del 8 al 31 de mayo de 2012
Lugar: CICUS
Horario: De 11:00 a 21:00h.

OPENING 8 DE MAYO DE 2012 a las 20:00h
“Esto no es graffiti”
Una exposición del Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS),
Dirigido y comisariado por los directores de Delimbo Laura Calvarro & Seleka Muñoz.

¿Qué es el graffiti? ¿Qué es el llamado arte urbano? ¿Es esto graffiti? ¿Arte? ¿Cuáles son los límites? ¿Quién los marca?
Esto No Es Graffiti es una Exposición sobre algo llamado de muchos modos diferentes, etiquetado de muchas formas; pero en esencia, es creación viva y espontánea, con dispares metodologías, millones de puntos de vista, y sin ninguna regla escrita.
Lo único que está claro es que Esto No Es Graffiti.  El graffiti está en las calles, y es gratis, disfruta de él mientras existe.
*Texto por Seleka Muñoz.

Artistas participantes
Sixe · Mike Swaney · Suso33 · SozyOne · Remed · Okuda · Eltono · Seleka · Ausias Pérez · Dems · JoeKing · PantOne · SpY
Los artistas participantes en la exposición provienen todos del mismo lugar, la Calle. Es el común denominador que tienen todos estos artistas, pero cómo comenzaron, y cómo desarrollaron sus respectivas obras es una cuestión aparte. Comenzaron con un juego, y descubrieron el mundo de la pintura. La obra de estos artistas ha trascendido hasta tal punto, que es imposible de clasificar. Instituciones como Tate Modern de Londres, Museo Reina Sofía, Casa de América, Instituto Cervantes, CaixaForum o Museo Thissen-Bornesmiza son solo algunos de los lugares donde se ha expuesto la obra de estos artistas. Este es solo el comienzo, por eso lanzamos una pregunta al aire: ¿Sigue siendo esto Graffiti?

 

Todo fenómeno tiene un momento de inflexión, en el que la elasticidad de aquello que le da carta de naturaleza y lo recoge en algo reconocible parece fracturarse, romper con su orden, con lo que se tenía claro. El mundo del arte no es ajeno a esa dinámica, acelerada con las Vanguardias y consagrada por el mercado del arte, pero… ¿Sucede lo mismo con aquel arte que pretende manejarse fuera de los imperativos del mercado o a caballo entre la creatividad libre del espacio urbano y el calculado marco galerístico?
¿Podríamos hablar entonces de que en la gráfica callejera se está produciendo algo similar a una mitosis celular? ¿O quizás hemos asistido a una explosión de esporas que darán como resultado cosas nuevas? ¿No serán injertos que se acoplan o secreciones traviesas? ¿Más bien podríamos pensar que la oruga ha dado lugar a una mariposa, dejando tras de sí una cáscara hueca que se venera desde el amor a los orígenes? ¿Otra forma de verlo no sería que la hermosa cabellera de la Medusa urbana, libre al viento y acrisolada por las mechitas de lo espontáneo, se ha convertido en un enjambre de serpientes engoladas por los discursos, y emponzoñadas por el lucro? ¿No será el afán por la originalidad el creador del espejismo de una pluralidad desconcertante, o la disparidad de criterios personales y recovecos creativos un modo de salir del aburrido acartonamiento de un fenómeno restrictivo o caducado en su concepción como producto cultural?
Todo y esto y más se plantea a menudo en cuanto asomamos las narices en ese mundo que venimos a catalogar como Graffiti y Arte Urbano, sin saber si uno acoge a otro o si su parentesco es consanguíneo o putativo. Un amplio horizonte donde se dan múltiples propuestas que despiertan en nosotros la impresión de estar enfrente de algo coherente o próximo, y al mismo tiempo en tensión y divergencia. Más que plantearse ahora dónde están los límites del arte urbano o el arte en lo urbano, vamos a tratar de profundizar en el hecho de cuántas hebras forman una cuerda, o en dónde los hilos que conforman esta maraña están rotos y forman su propia pelotilla.

Texto por:

Fernando Figueroa Saavedra
Doctor en Historia del Arte