ESTÁ PASANDO TEATRO

ESTÁ PASANDO… TÓXICOS: TEATRO EN MARCHA

ESTÁ PASANDO…

TÓXICOS: TEATRO EN MARCHA

CICUS acoge la representación de la obra ganadora del certamen de literatura dramática y se prepara para una intensa programación teatral en 2017

 

Todas las noches CICUS se transforma en un teatro, en escenario para reflexionar sobre el mundo, un espacio donde se representa intensamente la vida. La obra Tóxicos se exhibe estos días con éxito como muestra de una forma diferente de hacer/pensar el teatro. Con ésta son ya veintiún ediciones de este proyecto que incide en la marca de CICUS: la investigación teatral dentro de la creación emergente.

CICUS se ha convertido en un espacio dedicado intensamente al teatro. A lo largo del año se realizan talleres de formación teatral, se premia la mejor literatura dramática con la puesta en escena de la obra ganadora como ahora Tóxicos, se fomenta la investigación con el certamen CENIT y se exhibe teatro con el programa ESTRÉNATE que es una oportunidad para que las compañías emergentes pongan sobre el escenario sus obras. Y ahora CICUS propone la puesta en escena de este texto de Alejandro Butrón que obtuvo el Certamen Literario de Letras Hispánicas de la Universidad de Sevilla “Rafael de Cózar” en la modalidad de teatro.

Verónica Rodríguez es la responsable de una propuesta escénica singular y diferente: la del laboratorio teatral. Desde que Tóxicos se estrenó en CICUS el pasado 16 de noviembre la obra ha sufrido sutiles transformaciones fruto del curioso epílogo que tiene lugar todas las noches. Después de la representación, el público tiene la oportunidad de intervenir opinando, reflexionando y aportando ideas de forma que la obra del estreno se ha ido metamorfoseando hasta la que tendrá lugar este domingo 27 de noviembre. “Es un espectáculo vivo. No se trata de ver cómo se hace un ensayo sino que se abre al público las puertas de un laboratorio donde intercambiamos impresiones. Vemos, por ejemplo, qué funciona y qué no”, explica la directora Verónica Rodríguez.

Esta posibilidad de representación en marcha, de teatro experimental es posible por la forma en la que CICUS fomenta la creación. Como centro universitario la investigación es uno de esos pilares. Por eso, esta reflexión del hecho creativo se plantea como parte indisoluble de su proceso. “CICUS es un hervidero de creación e investigación. Tenía muchas ganas de trabajar aquí. Para una directora de teatro como yo esto es un privilegio”, añade.

Alejandro Butrón obtuvo el galardón por este texto en el que plantea una cadena de relaciones entre personas. Relaciones tóxicas donde las personas unas veces son víctimas y otras depredadores. “Me interesaba una estructura dramática en círculo, que conectara a personas que se enfrentan a relaciones de pareja, pero que llegan a la relación con el lastre de otras relaciones, cargados de malos sentimientos, de recuerdos tóxicos. El mensaje final de la obra es que la felicidad es el autoengaño”, aclara Butrón que además es actor y confiesa su extrañeza al descubrir sus palabras en otros intérpretes.

Verónica Morales y Migue López son los actores de Tóxicos. Su actuación es de gran intensidad emocional, de violencia contenida y de escenas de alta carga erótica. Cada actuación es una exhibición en estado puro. Para añadir esta introspección expuesta en el montaje se fusionan cine y teatro. El resultado es un efecto poético salvaje. Los actores llevan una cámara de vídeo en la que se graban de forma que el espectador puede percibir cada uno de los detalles de su actuación. Nada queda en la sombra. “Toda esa energía la muestran ante la cámara. Todo se muestra en streaming. No hay artificio porque no hay una labor de realización. El público tiene la sensación de ser unvoyeur en el interior más oculto de una relación de pareja”, advierte Verónica Rodríguez, directora también de la compañía Producciones Dicotómica.

Este proyecto ya con veintiún ediciones, y que se realiza en coproducción con GNP, se ha realizado en otras ocasiones con funciones en sala residente como La Fundición, La Imperdible, Sala Cero, Atalaya TNT y la Escuela Superior de Arte Dramático. Y entre los directores que han montado los textos ganadores del certamen de literatura dramática están Pedro Alvarez-Ossorio, Gemma López, Jaime Velázquez, Sario Téllez, Alfonso Zurro o Julio Fraga.

Esta representación forma parte de la amplia programación que CICUS dedica al teatro a lo largo del año. Después de la exitosa celebración a comienzos de noviembre de la octava edición de CENIT (Certamen de Nuevos Investigadores Teatrales), en colaboración con el Centro Internacional De Investigación Teatral (TNT), el teatro volverá a ser protagonista de CICUS con el programa ESTRÉNATE, en el que han participado 75 compañías con hasta ochenta propuestas procedentes de toda España y también de de Iberoamérica.

El Auditorio CICUS acogerá el 16 de diciembre la obra El perro del hortelano, de Lope de Vega, en un montaje de la compañía Alas Tablas Teatro y dirigido por Pablo Gómez-Pando. ESTRÉNATE  selecciona propuestas escénicas novedosas en las que creadores emergentes apuestan por la investigación.

Ya en 2017 el resto de compañías elegidas mostrará sus montajes en CICUS: Peceras, de Carlos Be; STRPTS // episodio 1: Mirlo & Rula, de Cinema Sticado; Desesperación. 7 días: 168 horas, deEstigma Teatro; Ejercicio Existencial del Cuerpo que Habla III, de Experimental Machina; La Leçon, de Horman Poster; Princesas, de Maria La Culpa, y Ana Karenina, de Armin Petras, a cargo de Teatro-Saraband.

CICUS tampoco se olvida de la formación con la puesta en marcha del Taller de Teatro Creativo que dirigirá Sario Téllez, y que tendrá lugar del 10 de marzo al 21 de abril de 2017. En otras ediciones los directores fueron Juan Dolores Caballero, Julio Fraga o David Montero. El objetivo final será la exhibición del resultado en la XXV Muestra de Teatro de la Universidad de Sevilla, que se celebrará del 24 al 30 de abril de 2017 en el Auditorio CICUS.

 

 

 

.

Comments are closed.