INSCRIPCIÓN ABIERTA para los nuevos talleres de nuestra sección Escritorio

UNA ANTIGUA LLAMA: ¿POR QUÉ NO LEER A LOS CLÁSICOS? (CLUB DE LECTURA DE LITERATURA GRECOLATINA)

Este club de lectura propone el disfrute de una serie de clásicos que son el cimiento y la inspiración de lo que hoy llamamos «literatura»: desde la Odisea hasta el primer viaje a la luna (relatado por Luciano en el siglo II de nuestra era), del diálogo platónico a los epigramas de Marcial, de la tragedia ateniense a las instrucciones que Ovidio proporciona a los amantes, del Satiricón al poema antireligioso de Lucrecio.

El objetivo que se persigue es el descubrimiento de un mundo –el antiguo– accesible y a medias familiar y exótico, a través de una lectura desprejuiciada y del diálogo en torno a estas obras que han conformado el canon occidental y cuya lectura –acaso por ello mismo– suele relegarse y posponerse, dentro y fuera de los planes de estudio, o suele presentarse como legado inabarcable y aplastante. Muy al contrario, en esa literatura inaugural sigue reconociéndose, no sin asombro, el lector de nuestros días. Es un legado abierto y accesible a todo lector entusiasta.

Partiendo de una concepción expansiva –y nunca exclusiva– de la lectura, al margen de los títulos propuestos aflorarán cuestiones candentes, obras y autores recientes que, para contestar a los problemas de nuestro tiempo, han recurrido una y otra vez a aquellas voces antiguas de una perturbadora vigencia.

¿Por qué, entonces, no leer a los clásicos? En ellos ya estaba lo que somos.

Listado de obras:

–Homero: Odisea
–Sófocles: Edipo rey
–Platón: Fedro
–Lucrecio: La naturaleza
–Ovidio: Arte de amar
–Marcial: Epigramas
–Luciano: Historia verdadera
–Petronio: Satiricón

INSCRIPCIÓN AQUÍ

LEER EL ULISES

Ulises, según la crítica más reputada, es la mejor novela escrita en inglés en el siglo XX, y ha sido proclamada por gran parte de la intelectualidad
europea y norteamericana como la obra representativa de la Modernidad, y a Joyce, como el más prestigioso e influyente autor irlandés de todos
los tiempos. Ulises es su obra más conocida y, para muchos lectores, la más inspirada y original. Ulises representa un microcosmos en el que se aglomeran referencias a la literatura universal, a la Historia, filosofía, matemáticas, astronomía, música, etc., y, además, ofrece estilos y registros diferentes que se suceden y entremezclan sin cesar. La información sobre los hechos que se narran en el libro se suministra esparcida y casi oculta en distintos pasajes de la novela, por lo que la lectura adquiere mayor dificultad, y, por añadidura, el vocabulario es con frecuencia anacrónico o de tal precisión que obliga a consultar el diccionario insistentemente. No debe sorprender, por tanto, que proliferen guías y ayudas de todo tipo, que allanan el camino accidentado de un libro que en muchos sentidos es único. La lectura guiada es muy aconsejable, siempre que el que la dirija tenga experiencia y amplios conocimientos en los escondrijos y guiños que aguardan al lector de la obra, y sepa esclarecer las alusiones esquivas y a relacionar los elementos en apariencia inconexos. Otro motivo que aconseja la lectura guiada es la presencia del silencio en la narración, presente en la raíz de la ambigüedad que impregna los mínimos detalles e incidentes de Ulises. El autor, como creador absoluto, no da explicaciones, nos presenta su mundo tal como él lo ha concebido y deja que la creación dé testimonio
de su existencia y sea ella su intérprete. Las incógnitas se suceden unas a otras sin que el lector halle una respuesta explícita; pero el silencio no es el vacío, sino que oculta múltiples posibilidades que fecundan y enredan la textura simple de la novela. Si el narrador o creador rompiera el silencio con su presencia, reduciría la riqueza de significación. Por otra parte, la ausencia de un guía obligaría al lector a permanecer en alerta constante, ya que la presentación de los hechos es plana, sin altibajos que diferencien lo importante de lo accesorio. Los personajes, por ejemplo, mienten o se equivocan a menudo, ocultan o exageran sus sentimientos, sin que nadie nos lo advierta. El lector hará bien en ser precavido y no tomar al pie de la letra lo que ellos digan, en especial si hablan de ellos mismos. Bloom, el protagonista, es uno de los que más errores comete y también, a fuer de prudente, el más taimado. La finalidad de este curso aspira a conseguir despejar el mayor número de dudas e incógnitas con las que se encuentra el lector de Ulises y, al mismo tiempo abrir un resquicio por el que se vislumbre el arte y mensaje que encierra la novela.

NO QUEDAN PLAZAS DISPONIBLES