13, 14 y 15 de junio de 2013

Desde que tuvo lugar su primera edición, en el año 2008, el ciclo de conciertos Electrochock (US), organizado por la Universidad de Sevilla, ha dedicado su programación a investigar esos caminos poco transitados en los que la música electrónica gusta de mezclarse con géneros mucho más tradicionales, entendiendo como tales estilos tan distintos como el pop, el jazz, el rock o la música contemporánea. La intención siempre ha sido demostrar que la música electrónica es mucho más que un simple catalizador para el baile en discotecas y festivales, una visión hedonista a la que muchos parecen querer reducirla. Que existen otras maneras de enfocar la música electrónica, en las que tienen más importancia la investigación y el experimento que el baile, y que son precisamente esas visiones las que han jugado un papel fundamental en la evolución de todos los géneros y estilos musicales en las últimas dos décadas. Bien porque han abierto nuevas maneras de trabajar en el estudio y de enfocar las producciones, o bien porque han contaminado formatos más o menos reconocibles con sonidos alienígenas y gestos futuristas.

Siguiendo esa filosofía, Electrochock (US) ha funcionado como una ventana hacia el futuro para el público de la ciudad de Sevilla. Un laboratorio en el que mostrar las diferentes visiones que se pueden producir cuando se mezclan recursos y gestos tradicionales con visiones futuristas; cuando se mezclan instrumentos acústicos y eléctricos con cajas de ritmos, ordenadores y sintetizadores. Es así como han pasado por el festival leyendas del jazz que investigan nuevos paisajes sonoros (Erik truffaz & Murcof), compositores de Hollywood que disfrutan tocando con pequeñas formaciones (Nico Muhly), virtuosos del piano que utilizan los ordenadores para aumentar las propiedades expresivas de su instrumento (Hauschka, Aufgang), grupos de pop y rock que se acercan al asunto electrónico (To Rococo Rot, Joakim & The Disco, First Aid Kit, Pegasvs), renovadores del krautrock (Fujiya & Miyagi, GAF) y la música disco (Lindstrom), y también varios pioneros de la música electrónica más arriesgada, como Oval, The Black Dog o Christ. Una programación que, además, siempre ha guardado espacios para las propuestas locales; para proyectos como I Am Dive, Úrsula, Tension Co. o Brunetto, que aquí mismo también suceden cosas de interés en este campo.

Como ya ha sucedido en los tres últimos años, la sexta edición de Electrochock (US) se realizará en el patio del edificio del CICUS. Allí tendrán lugar, entre los días 13 y 15 del mes de junio, los tres conciertos que componen el programa de este año. Una programación que arrancará el día 13 con el concierto de Jacob, nueva aventura de David Cordero y Marco Serrato, dos músicos sevillanos con una larga trayectoria a sus espaldas. El primero ha dirigido durante diez años el destino de Úrsula, uno de los grupos de ambient y post-rock más prestigiosos del país, y desde hace algunos años también se dedica a escribir bandas sonoras para películas (como la de “Seis puntos sobre Emma”, a medias con Carles Guajardo). Y el segundo forma parte de Orthodox, una de las bandas más inclasificables e internacionales de la ciudad, capaz de mezclar free jazz, doom metal, música contemporánea y marchas procesionales; mimbres con los que teje discos que convencen por igual a gurús de la música exploratoria como Julian Cope o Stephen O’Malley y a luminarias nacionales del calibre del bailaor Israel Galván, que los ha incorporado en varios de sus espectáculos. En Jacob, el dúo mezcla ordenadores portátiles, guitarras eléctricas y contrabajos en largas piezas que incorporan elementos propios de la música contemporánea, grandes dosis de música ambient y una cierta dosis de improvisación. Su primer disco juntos, “The Ominous” ha visto la luz hace un par de meses en el sello norteamericano Utech Records. El concierto del CICUS servirá como presentación oficial de ese disco.

El día 14 será el turno de Balago, un trío con base en el pequeño pueblo de La Garriga (Barcelona), y que tras más de diez años de carrera y cinco discos a sus espaldas se ha convertido en uno de los proyectos más respetados dentro del campo del ambient en nuestro país. Aparecido hace apenas dos meses, su quinto disco, “Darder” (Foehn, 2013), ha sido recibido de manera entusiasta por la crítica especializada, que ha ensalzado su capacidad para elaborar grandes collages sonoros, en los que cohabitan detalles de música clásica, recursos propios de las bandas sonoras y gestos robados al ambient y el post-rock, todo ello filtrado a través de una visión única. Además, y a pesar de toda su fama y su larga trayectoria, Balago sólo ha llegado a tocar una vez en Sevilla, cuando aún no se había publicado su primer disco. Por tanto, su presencia en el cartel de ELECTROCHOCK (US) se puede considerar como el primer concierto oficial de la banda en la ciudad.

Cerrando la programación de este año, el día 15 de junio estará Territoire, el nuevo proyecto del francés Olivier Arson. Reconocido agitador dentro de las escenas del ambient y post rock, Arson dirige el Envelope Collective, cuna de proyectos tan respetados como Cello + Laptop o Ann Deveria, y mantiene un interesante proyecto de electrónica paisajista, The Folding And The Point. Utilizando puntos de partida similares a los de ese proyecto en solitario, Territoire expande y agiganta el sonido al incorporar guitarras, bajos y batería a los instrumentos propios de Arson (teclados y ordenadores), y el resultado es un proyecto que salta del pop al rock, del ambient al kraut rock, de la música concreta al post-rock, en un ejercicio en el que priman las atmósferas y en el que la instrumentación siempre se mueve en territorios experimentales. La banda presentará en Sevilla su disco de debut, el muy aplaudido “Mandorle” (Envelope Collective, 12).

Dia 13 JACOB
DIA14 BALAGO
DIA 15 TERRITOIRE

Patio del CICUS
22.30h

ENTRADAS
DIARIO 6€ [General] 3€ [C. Universitaria US]
ABONO 3×2 12€ [General] 6€ [C. Universitaria US]

TAQUILLA
Desde 2 horas antes en el CICUS