21 GRADOS
AUDIO + VISUAL

Fecha: 23 de julio de 2010
Hora: 22:30
Lugar: CICUS (C/ Madre de Dios, 1)
Entrada libre on invitación. Las invitaciones podrán recogerse en el CICUS (C/Madre de Dios, 1) desde las 21:00 y dejarán de tener validez a las 22:30


GARY LUCAS

Sonidos del surrealismo · Monstruos del subconsciente

GARY LUCAS, guitarrista y compositor neoyorquino es considerado uno de los cinco mejores guitarristas de rock vivos actualmente. Fue guitarrista de Jeff Buckley (y co-autor con él de dos de sus grandes clásicos, “Grace” y “Mojo Pin”), y también guitarrista fijo del grupo Captain Beefheart. A lo largo de su carrera Lucas ha tocado con algunos de los más grandes intérpretes y compositores contemporáneos: Leonard Bernstein, Lou Reed, John Cale, Robyn Hitchock, Nick Cave, John Zorn, Meter Stampfel, Patti Smith, Lenny Kaye, Matthew Sweet, Iggy Pop, Van Dyke Parks, Dead Combo, Adrian Sherwood, Bryan Ferry, Allen Ginsberg, DJ Spooky, Damo Suzuki y Michael Karoli (Can), Joe Lovano, Dr. John, Graham Parker, Medeski, Martin and Wood, Fred Schneider (B-52s), Chris Cornell, Joan Osborne y un largo etc. En su banda Gods and Monsters (por la que en su momento pasó Jeff Buckley) militan actualmente Jerry Harrison (Talking Heads), Billy Ficca (Television) y Ernie Brooks (Modern Lovers). Con más de treinta álbumes en el mercado, ha sido nominado a los grammy en un par de ocasiones. Alterna sus labores como guitarrista con su grupo Gods and Monsters, con colaboraciones especiales con artistas como el cantante de gospel y blues Dean Bowman, la cantante hindú Najma Katar, el grupo Fast’ n’ bulbous o creadores de Speaken Word como el escritor, diyéi y periodista Bruno Galindo.

Una parte importante de su producción comprende la creación de bandas sonoras especiales para ser tocadas en directo sobre filmes clásicos mudos o remontajes con fragmentos de filmes clásicos. Sus mejores trabajos en este campo lo componen la banda sonora realizada para el filme El Golem (1918) de Paul Wegner, que ya ha sido interpretado en 17 países, y que pudo verse en España en los pasados festivales de Cine de Valladolid y Málaga Cinema, y el espectáculo en dos partes (Sonidos del surrealismo y Monstruos del subsconciente) que será estrenado en España por primera vez durante el transcurso del Festival de Cine Fantástico de Málaga, el más prestigioso de nuestro país en este género junto al veterano festival de Sitges.

El espectáculo Sonidos del surrealismo / Monstruos del subsconciente, es un programa único dividido en dos partes. La primera parte dura 44 minutos y está constituida por tres filmes mudos, Entreacto (1924), de René Clair, Ballet Mecanique (1924), de Fernand Léger y La venganza del cameraman (1927), filme de animación con insectos de Ladislaw Starewicz. Los tres, enormes clásicos que ejemplifican el momento en el que el cine aún experimentaba desde los presupuestos de las vanguardias artísticas europeas del momento, representan perfectamente el enorme impacto que supuso la publicación de las teorías freudianas en el ámbito artístico europeo. Gran parte de las ideas experimentales que pueden verse en aquellas películas, rodadas con genio, enorme inventiva y casi sin recursos técnicos, forman parte hoy del sistema expresivo del cine. Mención expresa al corto del ruso Starewicz, un artista que fue pionero de la animación fotograma a fotograma y que usaba insectos y muñecos en sus hermosas y a la vez divertidas películas. Aquí se trata de una historia de adulterios entre escarabajos y saltamontes.
La segunda parte, Monstruos del subsconciente, es un montaje de 33 minutos con fragmentos de filmes de terror de los años 30 a 60 que constituyen el imaginario fantástico favorito del guitarrista neoyorquino. En este montaje se pueden encontrar fragmentos de filmes como La semilla del diablo, de Polanski, King Kong (el original), El viaje de Simbad, con los efectos especiales de Harry Harryhausen, Mothra, Domingo negro, de Mario Bava, El carnaval de las almas, El pueblo de los gigantes o El cerebro nunca puede morir. Son los filmes que a Gary le hacían soñar y temblar de pequeño o adolescente. La pieza está concebida como una ensoñación atmosférica que intenta ayudar al espectador a entrar en la difusa frontera de lo onírico, al encuentro con nuestros terrores más ancestrales, rindiendo a la vez un homenaje musical a los creadores capaces de alimentar el imaginario colectivo de muchas generaciones.
Guitarrista de enormes recursos, posiblemente junto a Marc Ribott y J.J. Cale el mejor exponente de lo que se ha venido a llamar rock experimental, Lucas es asimismo un creador abierto a cualquier manifestación artística, capaz de dialogar con todo músico que solicite su colaboración, sea del estilo que sea. Nutrido por la estética del rock progresivo, del blues ancestral y del rock experimental, Lucas tiene actitudes de compositor sinfónico, cosa que se nota en el uso de los leit motivs en sus partituras para filmes. Con dos guitarras y multitud de pedales que modifican o distorsionan el sonido, Lucas parece una banda completa cuando sale al escenario. Eso sí, siempre al viejo estilo, sin añadidos digitales. Un hombre solo con su maestría guitarrística como único estandarte.