CICUS

20 ENERO 2012 | CANTO DIVINO


Fecha: 20 de enero de 2012
Hora: 20:30h
Lugar: Auditorio CICUS (c/ Madre de Dios)
Entrada libre con invitación.

Todos los espectáculos son de entrada libre con invitación. Las invitaciones podrán recogerse desde una hora antes en el CICUS (C/Madre de Dios, 1) y dejarán de tener validez a la hora de comienzo del concierto.


CANTO DIVINO

Flautas que se convierten en susurros y una voz que articula las palabras. Esta peculiar combinación de instrumentos reinventa la sonoridad de un repertorio olvidado, mostrando un recorrido que abarca todas las épocas desde el Medievo hasta el Barroco en los principales países europeos; cubriendo estilos de música instrumental y vocal, tanto sacra como profana, cortesana y popular. Sus componentes cuentan con una larga trayectoria en el mundo de la música antigua y han participado en los más prestigiosos festivales y orquestas españoles del momento, así como en múltiples grabaciones de varios sellos discográficos.

CANTO DIVINO
“Voces en el viento: de Bologna a Buxtehude”

Programa

Dime robadora Anónimo s. XVI
Madame d’amours Anónimo s. XVI
Helas madame Enrique VIII (1491 – 1547)
Taunder Naken Enrique VIII (1491 – 1547)
Mille regretz Josquin Desprez (c. 1440- 1521)
Mañanicas floridas Anónimo s. XVII
Ay amargas soledades Anón. S. XVII
Fors Seulement Johannes Ockeghem (1410 – 1497)
En frolyk weson Jacques Barbireau (1455 – 1491)
Aquila Altera Jacopo da Bologna (s. XIV)
Vergine Bella Guillaume Dufay (1400 – 1474)
Klaglied BuxWV 76 D. Buxtehude (1637 – 1707)
En memoria d’Alixandre Juan de Antxieta (1462 – 1523)
O felici occhi miei Jacob Arcadelt (1500 – 1568)
Ne’er trouble thyself Matthew Locke (1621 – 1677)
Patricia Paz, Soprano
Guillermo Peñalver, Fernanda Teixeira y Ana López, flautas renacentistas


Notas al programa
Las flautas traveseras aparecen en España representadas en las miniaturas de las cantigas de
Alfonso X el sabio, citadas en el Quijote, y en el inventario de Felipe II fechado en 1598, donde constan 59 ejemplares (más que cornetas o flautas de pico). En Inglaterra, incluso Enrique VIII tocaba la flauta travesera, siendo uno de sus instrumentos favoritos.
Su atractivo timbre, la hizo adecuada para formar parte de los más diversos conjuntos, tanto en
grupos homogéneos de flautas, como en pequeños grupos de cámara junto a otros instrumentos
y voces, o en grandes conjuntos como hizo Claudio Monteverdi en sus Vísperas. Su repertorio
abarca todos los ámbitos musicales: desde el campo de batalla en el que los mercenarios suizos y alemanes tocaban pífanos y tambores, hasta la corte francesa en la que la flauta travesera
acompañaba danzas y canciones de amor cortesanas, como prueban las colecciones de Pierre
Attaignant.
El programa ofrece una mirada retrospectiva sobre la música vocal que también se interpretaba
con instrumentos desde la música medieval del Codex Faenza (Aquila Altera) y Guillaume
Dufay (Vergine Bella) hasta el barroco temprano de Mathew Locke y Dietrich Buxtehude.
El inmenso legado español se ve representado por ejemplos contenidos en el Cancionero Musical
de Palacio (En memoria d’Alixandre) y el Cancionero del Duque de Calabria (Dime robadora),
recopilado por Fernando de Aragón y publicado en Valencia en 1556. El único ejemplar
conocido de este volumen se encontró en la biblioteca de la universidad de Uppsala, en Suecia y es por ello que también se conoce como el Cancionero de Uppsala. Otro ejemplo representativo
es “Ay amargas soledades”, incluído en el Cancionero Musical de Turín y con texto de Lope de
Vega, que siempre asoció la poesía a su pasión amorosa.
Canciones como Fors Seulement y En frolyk weson llegaron a alcanzar tal popularidad en los
siglos XV y XVI que generaron más de una veintena de versiones incluídas en diferentes
manuscritos. En este caso se interpretarán las del Manuscrito de Enrique VIII de Inglaterra.
Llamado así por la gran cantidad de piezas escritas por el rey que le da nombre (Helas Madam y
Madam d’amours son dos de los ejemplos), en este libro abundan también piezas de
compositores contemporáneos ingleses, así como adaptaciones de motetes extranjeros, ya
populares en el continente.
Dos compositores flamencos completan el programa con Mille Regretz, también llamada “La
canción del Emperador” por ser la favorita de Carlos V, y O felici occhi miei de Il primo libro
de madrigali a quattro voci (Venecia 1539)



Textos

Dime robadora
¿Dime robadora
Que te mereci?
¿Que ganas agora?
¡Que muera por ti!
Yo siempre sirviendo,
Tu siempre olvidando;
Yo siempre muriendo,
Tu siempre matando.
Yo soy quien t’adora,
Y tu contra mi;
¿Que ganas agora?
¡Que muera por ti!
Madam d’Amours
Madame damours
all tymes or ours
from dole dolours
or lord you gy;
in all socours
vnto my pours
to be as yours
vntyll I dye
vntill I dye
vntill I dye.
And make you sure
no creatur
shall me solur
Nor yet retayne.
but to endure
ye may be sure.
Whyls lyf endur
loyall and playne.
Helas Madam
Hélas madame, celle que j’aime tant
Souffrez que sois votre humble servant;
Votre humble servant je serai à toujours,
Et tant que je viv’rai
aultr’ n’aimerai que vous.
Mille Regretz
Mille regretz de vous abandonner
Et d’eslonger vostre fache amoureuse,
Jay si grand dueil et paine douloureuse,
Quon me verra brief mes jours definer.
Mañanicas floridas
Mañanicas floridas
del frío invierno,
recordad a mi Niño
que duerme al hielo.
Mañanicas dichosas
del frío diciembre,
aunque el cielo os siembre
de flores y rosas,
pues sois rigurosas
y Dios es tierno,
recordad a mi Niño
que duerme al hielo.
Ay amargas soledades
¡Ay, amargas soledades
de mi bellísima Filis,
destierro bien empleado
del agravio que la hice!
Envejézcanse mis años
en estos montes que vistes,
que quien sufre como piedra
es bien que en piedras habite.
¡Ay horas tristes,
cuán diferente estoy
del que me vistes!
¡Con cuánta razón os lloro,
pensamientos juveniles
que al principio de mis años
cerca del fin me trujistes!
Retrato de mala mano,
mudable tiempo me heciste
sin nombre no me conocen
aunque despacio me miren.
¡Ay horas tristes,
cuán diferente estoy
del que me vistes!
Letra ha sido sospechosa,
que clara y escura sirve,
que por no borrarla toda,
encima se sobre escribe.
Pienso a veces que soy otro
hasta que el dolor me dice
que quien le sufre tan grande
ser otro fuera imposible.
¡Ay horas tristes,
cuán diferente estoy
del que me vistes!
Fors Seulement
Fors seulement l’actente que je meure,
En mon las cueur nul espoir ne demeure,
Car mon maleur si tresfort me tourmente
Qu’il n’est douleur que pour vous je ne
sente
Pource que suis de vous perdre bien seure.
Vostre rigeur tellement m’y queurt seure,
Qu’en ce parti il fault que je m’asseure
Dont je n’ay bien qui en riens me contente.
Fors seulement l’actente que je meure,
En mon las cueur nul espoir ne demeure,
Car mon maleur si tresfort me tourmente.
Mon desconfort toute seule je pleure,
En maudisant, sur ma foy, a toute heure,
Ma leauté qui tant m’a fait dolente.
Las, que je suis de vivre mal contente,
Quant de par vous n’ay riens qui me
demeure.
Fors seulement l’actente que je meure,
En mon las cueur nul espoir ne demeure,
Car mon maleur si tresfort me tourmente
Qu’il n’est douleur que pour vous je ne
sente
Pource que suis de vous perdre bien seure.
En frolyk weson
Ein frölich wesen
hab ich erlesen
und seh mich um
wo ich hinkum
in fremde land
wirk mir bekant
mer args dann gut
durch senens flut
gleich heur als ferd
auf dieser erd
tu ich mich gleich erkennen.
Wo ich dann lend
land als behend
mit grosser gir
begegnet mir
manch wunder da
wie ich umscha
gilt es mir gleich
in allem reich
kum war ich well
kein gelt kein gsell
doch tu ich mich nit nennen.
Wann es nun kem
das mir gezem
ging wie es wolt
tet was ich solt
recht willig gern
in zucht und ern
für mein person
auf guten won
in treuer pflicht
on args geschicht
doch kummert mich gross senen.
Aquila Altera
Superius
Aquila altera, ferma in su la vetta
de l’alto monte l’occhio valoroso
dove tua vita prende suo riposo
là è ‘l parere là l’esser beato.
Contratenor
Creatura gentile animal degno
salire in alto e rimirare ‘l sole
singularmente tua natura vuole.
Là è l’imaginare e la perfectione.
Tenor
Uccel di Dio insegna di giustitia
tu hai principalmente chara gloria
perché nelle grand’opre tu hai victoria.
Là vidi l’ombra là la vera essença.
Vergine Bella
Vergine bella, che di sol vestita,
coronata di stelle, al sommo Sole
piacesti sí, che ‘n te Sua luce ascose,
amor mi spinge a dir di te parole:
ma non so ‘ncominciar senza tu’ aita,
et di Colui ch’amando in te si pose.
Invoco lei che ben sempre rispose,
chi la chiamò con fede:
Vergine, s’a mercede
miseria extrema de l’humane cose
già mai ti volse, al mio prego t’inchina,
soccorri a la mia guerra,
bench’i’ sia terra, et tu del ciel regina.
Klagelied
Muß der Tod denn auch entbinden,
was kein Fall entbinden kann?
Muß sich der mir auch entwinden,
der mir klebt dem Herzen an?
Ach! der Väter trübes Scheiden
machet gar zu herbes Leiden,
wenn man unsre Brust entherzt,
solches mehr als tödlich schmerzt.
Schlafe wohl, du Hochgeliebter,
Lebe wohl, du seelge Seel;
Ich, dein Sohn, nun Hochbetrübter,
Schreib auf deines Grabes Höhl:
“Allhie liegt, des Spielens Gaben
Selbsten Gott erfreuet haben:
Darumb ist sein Geist beglückt
Zu des Himmels-Chor gerückt.
En memoria d’Alixandre
En memoria d’Alixandre
Julio César se fería.
Aquel Judas Macabeo
Sus cabellos desfasía.
O felici occhi miei
O felic’ occhi miei, felici voi,
che sete car’ al mio sol
perche sembianz’ havete
de gliocchi che gli fu si dolc’e rei.
voi ben voi sete voi,
voi, voi felici et io,
io no, che per quetar vostro desio,
corr’ amirar l’onde mi struggo poi.
Ne’er trouble thyself
Ne’er trouble thyself about times
about times or their turnings,
aflictions run circular and wheel about;
away with thy murmuring
and thy heart burning.
With the juice of the grape
we’ll quench the fire out.
Ne’er chain or imprison thy soul up in sorrow,
what fails us today, may befriend us tomorrow.

Compartir en redes